lunes, marzo 13, 2006

CINEMA FLIGHT por Harapos

Lo primero que recuerdo es estar dentro de un avión muy pequeñito. Por dentro era casi como un autobús, con dos asientos a cada lado y el conductor allí delante. Podíamos ver como dirigía el avión y lo que él veía por los cristales delanteros.
Después de varios intentos fallidos de despegue (según el piloto la pista era demasiado corta, porque el avión era tan poco potente que tenía que coger mucha carrerilla) se decidió hacer un último intento, nos avisó de que era una maniobra arriesgada y nos abrochamos los cinturones. El ascenso esta vez fue bien, aunque en contra de todo pronóstico en vez de coger carrerilla lo que hicimos fue ascender en espiral, como si el avión fuese subiendo por una escalera de caracol invisible.
Aquí comencé ya a disfrutar realmente de la mejor parte del sueño: Las vistas. (las ventanas no eran las típicas troneras de los aviones reales, sino que eran lunas grandes, igual que las de los autobuses urbanos). Al elevarnos pasamos por encima del mar, que destelleaba y se extendía ante nosotros rodeado de ciudad. Poco a poco fuimos cogiendo la horizontal y el avión empezó a sobrevolar las calles muy, muy bajo. De hecho volábamos entre algunos edificios altos. La mayoría del sueño lo pasé disfrutando de paisajes que por mucho lujo de detalles que use en las descripciones, no podría transmitir lo que sentía; claro que de vez en cuando aparecían cosas que eran de extrañar: al cruzar entre dos colinas vi a un gigante vegetal transportar una valla publicitaria que pesaba mucho (al hombre se le caían algunas hojas del esfuerzo). Después de otro rato gozando con imágenes más o menos realista, el piloto se levantó del asiento y dijo que ya no hacía falta guiar el aparato, que "ellos" nos llevaban por él. Todo se oscureció cuando nos introducimos en una gruta que había en la ladera de una montaña, el avión se guiaba solo por el túnel de piedra y llegó un momento en el que era imposible ver nada. Entonces me desperté, y sonó el teléfono. Era Lazycat. Me puse a contarle este sueño y cuando llegué a la parte del gigante de vegetales (era como un seto podado con forma de hombre) me preguntó, muy extrañada "¿Y qué es una valla publicitaria?". Me puse a explicárselo pero ella no lo entendía, decía que eso no podía existir, que debía ser cosa de mi sueño, y que había sido tan realista que al despertar lo recordaba como algo verdadero. "Que no, mujer, que las hay en todas partes, y si no mira" y al momento, estábamos las dos dentro del avión, otra vez. Se veían vallas publicitarias por todos lados, y ella decía que era cosa de la compañía del avión, que era "Cinema flight" y que tenían que inventarse algun modo de poner publicidad dentro de la película. Yo no entendía nada. Ella me explicó que el sueño que había contratado era un viaje en avión en cinemascope, que lo había estado mirando con ella antes de irme (a dormir, supongo) y para demostrármelo, cogió una guía telefónica y me enseñó el recuadro publicitario donde anunciaban tal evento.
Entonces, muy sorprendida, me desperté de verdad.

2 Comments:

At marzo 18, 2006 3:48 p. m., Anonymous Xisela said...

Yo había dejado un mensaje aquí, o eso pensaba ¿Qué hice? ¿Lo dejaría en otro blog? Ay, qué mal.

 
At marzo 07, 2007 5:00 p. m., Anonymous Flor said...

hola, soy Flor y no muy ducha en esto!. Soy de Argentina.
Buscando el significado del nombre de mi perra llegue a tu blog!
Mi perra se llama Elora Dannan (le puse igual que la pelicula) y es un caniche toy negro de 1 año y 3 meses!. Es parecida a la foto que tenes en Elora`s family pero negra y mas chiquita!. Es loco saber que del otro lado del Atlantico alguien tiene una perra con el mismo nombre que la mia! Saludos

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home